Making of Allegorein Dinner Barcelona

A veces creo que no somos conscientes de cuan rápido pasa el tiempo, de como se nos escapan los días entre los dedos y como la vorágine de la misma vida nos va llevando…y sólo cuando paramos un ratito para pensar, para recordar instantes vividos y ver nuestras fotografías nos damos cuenta de esa velocidad.
Es cierto aquello que dicen que las imágenes nos hacen viajar a nuestros momentos bonitos, a nuestros recuerdos, al pasado…Y vamos de una a otra con una sonrisa, por que reconócelo, no solemos hacer(nos) fotos de momentos malos. 
Siempre intentamos estirar los buenos, capturarlos, parar el tiempo y pretendemos hacerlo a base clicks por si algún día nos falla la memoria que podamos volver allí…y es lo que pretendía hacer hoy; mostrando el making of de Allegorein Dinner Barcelona.
Y es que, aunque no te lo creas, este fin de semana se cumple un año de este – precioso – encuentro.

Recuerdo llevar el coche cargado hasta los topes oliendo a eucalipto, bosque y vainilla; con muchos nervios pero con ganas de empezar a montar y disfrutar de todo lo que teníamos preparado en Meeatings 23.
Y esos momentos previos en los que todo está vacío como un lienzo en blanco y tienes que ponerte manos a la obra para que todo quede precioso (y listo antes de que todas lleguen).
Lo primero que hicimos fue colgar el corazón de olivo, que serviría de photocall y el cuadro con pincitas para las fotos polaroid.  Un rincón para crear recuerdos (con coronas de flores, pizarritas y letras)

Un pequeño “caos” controlado :)

Anna – drimvic – y yo, nos pusimos en una sala con las flores y todos los botes de cristal que irían en la mesa de madera donde nos sentaríamos todas a disfrutar de la cena – de la mano de Joan Gurguí – hablar hasta perder la noción del tiempo y rematar la velada con unos cócteles tremendos.
Estas florecillas las cogí cerca de casa porque eran del mismo tono que todas las flores que habíamos comprado, me pareció que le daría – más si cabe – ese toque natural, sencillo y tranquilo que pretendíamos para este encuentro. Bonitas ¿verdad?
 

Y esta foto, a pesar del desorden, me encanta. 
La mesa de madera, los botes de cristal y el verde que lo inundaba todo…simplemente me parece inspiradora. Un fiel reflejo de esa pausa, de ese momento de tranquilidad y de vivir el presente.

Cristina Maser preparó unas minutas y unas postales de agradecimiento con acuarelas que a día de hoy me siguen enamorando. Eran preciosas.
Y después de unas horas llenando cada rincón con velas, flores y detalles; empezaba lo bueno. La música en directo empezaba a sonar y nosotras les abrimos las puertas a todas para que pudieran vivir, disfrutar y saborear cada minuto de “Allegorein Dinner Barcelona”.
Si te apetece ver cómo quedó todito y cómo lo vivimos puedes verlo haciendo clic aquí.
¿Sabes lo mejor? que al recordarlo, a parte de sonreír y darme cuenta que fue un encuentro fabuloso, que nos lo pasamos genial y que salimos todas con esa sensación de haber disfrutado, de haber pasado un buen rato y de habernos sentido como en casa; me entra el gusanillo de volver a organizar algo así. 
¿Alguien se apunta?
Imágenes: Marta Pérez
Organización: Drimvic y Fresh&Wood
Papelería: Cristina Maser
PD: Aquí todos los detalles de inspiración para Allegorein Dinner Barcelona

This site is protected by wp-copyrightpro.com